Consejos Digitales

¿Cómo será el mundo después del Coronavirus? 6 evidencias y 44 certezas.

¿Cómo será el mundo después del Coronavirus? 6 evidencias y 44 certezas.

Por Myriam Rius

Los efectos del COVID-19 han afectado de forma muy distintas a las personas y a las empresas. Las que eran fuertes -a nivel inmunitario o financiero, según el caso- han sufrido menos y se recuperarán antes. Los negocios centrados en productos esenciales o que han podido teletrabajar, sufren menos. Los que basan su actividad en la concentración de personas (espectáculos, restaurantes, ocio….) han sufrido más y tardarán en recuperarse.

Ahora que empezamos a vislumbrar el final del confinamiento, la principal incertidumbre es cómo será el mundo después de la pandemia. Todavía no lo sabemos con exactitud, pero muchos de sus vectores, ya están claros. Clarísimos.

Estas 44 certezas son fruto del sentido común, aunque -como a veces es el menos común de los sentidos- creo que te resultará útil su recopilación. empezarás a dibujar tu propio escenario post coronavirus. Descubrirás cuáles son los retos y las oportunidades que se presentan ante tus especiales circunstancias en el futuro inmediato. Al menos, esta ha sido mi intención al elaborar esta lista. Deseo que te resulte inspirador para decidir cómo quieres abordar la “nueva normalidad” que nos aguarda.

Primera reflexión: ¿Qué hemos aprendido con esta pandemia? Las 6 evidencias.

1. No estábamos preparados. No existían planes de contingencia ni se ha gestionado de forma eficiente esta pandemia. Y por eso, los costes han sido muy elevados. No solo económicos y en vidas humanas, también en sufrimiento y desgaste emocional.

2. Somos vulnerables. En cuestión de semanas todos los países del mundo se han visto afectados: hemos tenido que confinarnos y las cifras de víctimas son elevadísimas. Muchos de nuestros sistemas (sanitario, funerario…) han colapsado. Desde nuestra creencia de que éramos los “dueños del mundo”, esto nos ha trastocado. La necesidad nos ha enseñado el verdadero valor de las cosas, y a diferenciar lo esencial de lo no-necesario.

3. La tecnología es crucial. La tecnología -dispositivos + aplicaciones + conectividad- ha hecho posible, por una parte mantener la actividad profesional y por otra, seguir en contacto con familia y amigos. También, estar informados y entretenidos. Quienes no tienen acceso a la tecnología, sufren mucho más el confinamiento.

4. Cierre por superviviencia. Se nos ha obligado a preservar la salud de todos a costa de la libertad de movimientos, paralizando todas las actividades que, no siendo esenciales, requerían presencia física. No todos los sectores y empresas han sido impactados de la misma manera. Incluso hay negocios que se han beneficiado. En general, los pequeños han sufrido más que los grandes y las actividades basadas en la concentración de personas (restauración, eventos…) han sido las más afectadas.

5. Derechos y libertades limitados. Hemos aceptado sin resistencia que se conculcaran muchas de nuestras libertades confiando en que era la “única manera” de limitar los daños. Esto sienta un precedente en la mayoría de nuestras sociedades democráticas.

6. El planeta se regenera. La naturaleza “revive” con el confinamiento de los humanos. Aguas y aire más limpios, mayor presencia de animales incluso en las ciudades…. Pueden ser anécdotas, pero serán argumentos para los defensores del cambio climático y la sostenibilidad en el futuro.

De estas 6 evidencias se derivan dos afirmaciones. Con la primera, seguramente estarás de acuerdo:

Habrá un antes y un después del coronavirus: el mundo no volverá a ser el de antes y nos espera una “nueva normalidad”.

En cuanto a la segunda, no sé si lo has pensado:

Esta ha sido la primera gran pandemia de nuestro siglo,  pero no será la única.

Ya sea un rebrote del COVID-19, casualidad o bioterrorismo la probabilidad que vivamos una situación parecida, es muy alta. Y en función de la capacidad de contagio y la letalidad, las consecuencias podrían ser mucho más graves de lo que hemos visto hasta ahora. Por ejemplo, si la próxima pandemia fuera tan contagiosa como el COVID-19 y tan letal como el ébola.

¿Y cómo será esa “nueva normalidad” tras el coronavirus?

En vista de todo lo anterior, esta es la pregunta del millón. Podemos dibujarla a partir de las circunstancias que ya son evidentes, dejando de lado lo que sea opinable. Son de dos tipos: a) las que provienen de hábitos que nos hemos visto obligados a adquirir por el confinamiento, descubriendo sus ventajas y b) lo que haremos para que la próxima pandemia no nos coja tan mal preparados. Me he centrado en el caso de España.

A medida que las vayas descubriendo, intenta convertirlas en “aplicaciones prácticas” para tu realidad. Puede que algunas no te afecten en absoluto. Con el resto, la reflexión es: ¿Dónde están las oportunidades para ti? ¿Dónde las amenazas? ¿Qué puedes hacer para mitigar los efectos negativos que esta crisis pueda tener y estar mejor preparado para afrontar el futuro? Tanto a nivel personal, como profesional.

Son varios los ámbitos a considerar:

SANIDAD

ECONOMÍA Y EMPRESAS

TECNOLOGÍA E INNOVACIÓN

VIAJES Y TURISMO

SOCIEDAD Y EDUCACIÓN

GEOPOLITICA

¡Vamos a ello!

1. FORTALECIMIENTO DEL SISTEMA PÚBLICO DE SALUD. En los próximos meses veremos un esfuerzo, en especial en los grandes hospitales, en lo que se refiere a personas, equipamientos, materiales y gestión. Entre otros ámbitos, para dotarle de especialización en pandemias/emergencias, capacidad “latente” y gestión más eficiente.

2. PLANES DE CONTINGENCIA. Si algo se ha hecho evidente es la falta de organización en lo que a equipamiento, material y personal se refiere en caso de emergencias que tensionen el sistema sanitario. Por eso, además de planes de contingencia, es previsible que pongan en marcha iniciativas como:

a. SISTEMAS CENTRALIZADOS DE APROVISIONAMIENTO. Para hacer acopio (físico o virtual), y conocer las existencias con posibilidad de logística centralizada: controlar el material disponible para poder enviarlo allí donde sea necesario lo antes posible. También listado de proveedores para conseguir material certificado de forma rápida y local sin incrementos de precios oportunistas. Serán protocolos y desarrollos de software específico.

b. PERSONAL/UNIDADES ESPECIALIZADAS CON MOVILIDAD GEOGRÁFICA. Personas formadas para emergencias sanitarias capaces de desplazarse allí donde sea necesario y realizar labores, tanto de atención como de formación profesional y gestión a nivel local.

3. AUGE DE LA TELEMEDICINA. Se ha demostrado estos días que la relación virtual médico-paciente a) es posible, b) descongestiona centros sanitarios y c) se puede ejercer aunque médicos y pacientes estén muy lejos geográficamente y por lo tanto, se va a potenciar en el futuro inmediato.

4. FOCO EN INNOVACIÓN / I+D. Sobre todo en el ámbito farmacéutico y para el desarrollo rápido de tratamientos, vacunas y tests. Se priorizarán los sistemas versátiles, es decir aquellos que sean de aplicación en distintas enfermedades y cuya producción pueda desarrollarse de forma masiva y rápida. En cuanto a los tests, se buscará minimizar el tiempo de diagnóstico y automatizar el proceso. Las StartUps pueden tener oportunidades aquí.

5. LA RECUPERACIÓN PODRÍA SER MÁS RÁPIDA DE LO QUE PENSAMOS. Aunque las consecuencias de esta crisis van a ser graves y profundas, la recuperación podría ser “razonablemente” rápida, sobre todo si se desarrollan las políticas monetarias y fiscales adecuadas, orientadas a reactivar el consumo y apoyando a los más débiles. Lo que estamos viviendo no es un colapso del sistema económico global (como sucedió en 2008); ahora el shock se debe a causas ajenas a la economía, y la mayoría de gobiernos ya han anunciado que van a aumentar la deuda pública para paliar los efectos del coronavirus. Por todo ello, es razonable pensar que la vuelta a la “normalidad económica” será más rápida de lo que muchos piensan. También porque, aunque hay muchos perjudicados, otros muchos se han beneficiado económicamente de esta crisis. Será clave en esta ecuación la duración del confinamiento. Cuanto más breve sea, antes se recuperará la economía.

6. EL PARÓN NO HA AFECTADO A TODOS POR IGUAL, Y LA RECUPERACIÓN TAMBIÉN VA A SER DESIGUAL. Todo lo que pueda hacerse sin desplazamientos ni contacto entre personas, se recuperará más rápido. Todo lo que consideremos “esencial” se recuperará más rápido. El resto, tardará más en recuperarse. Sobre todo van a sufrir los negocios basados en concentración de personas: espectáculos, ocio, entretenimiento, eventos, turismo, hostelería… No sólo por posibles restricciones administrativas, también por “miedo” de las personas, que han aprendido que el contagio se produce con el contacto personal.

7. HAY CONSUMO PERDIDO Y CONSUMO “DIFERIDO”. Por ejemplo, es consumo perdido el que tendrán las peluquerías, volveremos a ir para teñir y cortar el pelo, pero las veces que no hemos ido en estas semanas, no se pueden recuperar y son ingresos perdidos. En cambio, es consumo diferido todo el relacionado con las compras que no hemos podido realizar por el confinamiento, pero que haremos cuando sea posible. Por ejemplo, la compra de un mueble o un electrodoméstico. En el primer caso, las empresas tendrán que tomar medidas de reestructuración económico-financiera porque el ingreso se reduce durante las semanas de inactividad pero la mayoría de los gastos, no. En esta situación la facilidad para conseguir créditos podría ayudar. En el segundo, sufrirán menos, especialmente las que se adapten con mayor rapidez a la “nueva normalidad” y aprovechen el previsible rebote que pueda haber en el consumo diferido.

8. REDUCCIÓN DE INGRESOS / DESAPARICIÓN DE EMPRESAS.  Este podría ser el shock más abrupto en la economía global de la historia moderna. Incluso en el mejor de los escenarios, la mayor parte de los países del mundo verán descender su PIB durante el segundo trimestre de año. Si esta inesperada reducción de ingresos produce la insolvencia de una empresa porque no puede asumir los gastos y no encuentra ayuda financiera, lo más probable es que esta empresa quiebre o entre en concurso de acreedores. No importa su tamaño y situación anterior. Muchas empresas van a desaparecer de esta manera durante la crisis.

9. PARO. Los negocios que dejen de existir, o los que reduzcan sus estructuras como consecuencia de la falta de ingresos, pondrán a muchas personas en situación de desempleo, con las consecuencias macroeconómicas que ello tiene en la demanda, en la morosidad y en el aumento de la deuda pública. Y por desgracia, la previsión es que se alcancen cifras de paro muy altas en poco tiempo. Algunos podrán volver a trabajar tras el coronavirus, pero la mayor parte, no.

10. FOMENTO DE LA PRODUCCIÓN LOCAL / CADENA DE SUMINISTRO REDUNDANTE. Ante la escasez de cierto material crítico (mascarillas, respiradores, EPIS, test.. y cualquiera relacionado con bienes de primera necesidad) que se ha experimentado estas semanas, en el futuro se fomentará la producción local frente a las importaciones. Lo harán todos los países, con lo que si tu empresa exporta, puede ser que tengas un reto que afrontar. En caso de tener que recurrir al exterior para el aprovisionamiento de determinados productos, las empresas intentarán hacerlo en distintos países y con proveedores redundantes (con el objetivo de que si falla uno, poder recurrir a otro).

11. CAPACIDAD DE PRODUCCIÓN FLEXIBLE. La capacidad productiva es un valor en tiempos de emergencia sanitaria. Durante el confinamiento, muchas empresas han dejado de producir bienes “no-necesarios” para producir gel, respiradores, batas, mascarillas…. En muchos casos porque así lo ha pedido el Gobierno de forma directa. Podría ser que se incentive la capacidad de producción flexible de las fábricas de productos no esenciales para que puedan producir el material necesario en caso de emergencia. Además, es una estrategia empresarial para no perder ingresos.

12. EL TELETRABAJO SE QUEDA. Las oficinas domésticas han sido la salvación de muchas empresas cuyos empleados han podido seguir trabajando a distancia. Si hasta ahora menos del 8% de los empleados españoles teletrabajaban, este porcentaje va a subir considerablemente porque tanto las empresas como las personas han experimentado las ventajas del trabajo remoto. Esto tiene muchas implicaciones económicas:

a. Empresas: van a invertir en dispositivos portátiles, servidores, aplicaciones, redes de acceso fácil y potente y sistemas de ciberseguridad. Incluso si deciden seguir al 100% con el trabajo presencial, posiblemente desarrollen planes de contingencia para poder pasar a “modo teletrabajo” en caso necesario.

b. Proveedores de infraestructura y servicios informáticos. Si vendes estos productos y servicios y haces los deberes, puedes tener unos buenos ingresos en el corto plazo.

c. Propietarios inmobiliarios. Si se fomenta el teletrabajo, es posible que se reduzca la ocupación de la superficie disponible para oficinas. La otra cara de la moneda, es que los particulares buscarán viviendas en las que poder dedicar espacio a teletrabajar.

d. Particulares. Tendrán que adecuar su casa para poder teletrabajar de forma cómoda y eficaz.

e. Empresas mobiliario y decoración: previsiblemente van a aumentar las ventas de artículos para incluir un despacho en casa.

13. RRHH - PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES. Se desarrollarán políticas y planes de contingencia para evitar contagios de un rebrote de coronavirus o de una hipotética nueva infección o de cualquier otra enfermedad. Hay oportunidades para las empresas que se dediquen a la prevención de riesgos laborales.

14. RRHH – NUEVA PERCEPCIÓN DEL TALENTO. El trabajo remoto y la necesidad de seguir siendo productivos en situaciones difíciles, hacen que sean clave nuevas habilidades, tanto para empleados como para directivos. Por ejemplo, capacidades digitales (uso de dispositivos y programas / comunicación virtual….) y resiliencia. Pero también se van a valorar especialmente la flexibilidad, la capacidad de adaptación y la creatividad en situaciones adversas. Las empresas podrán también plantearse la contratación de trabajadores valiosos que ahora descartaban por vivir en otras localidades o en otros países.

15. SERVICIOS VIRTUALES DE TODO TIPO. Las empresas van a desplegar toda su creatividad para convertir en remotos la mayor parte de sus servicios, incluso aquellos que pensábamos eran exclusivamente presenciales. Muchas más cosas de las que creemos pueden ser virtuales. ¿Pensaste que sería posible una clase de baile virtual? Pues durante el confinamiento por coronavirus, han proliferado.

16. MARKETING DIGITAL / PRESENCIA DIGITAL. Va a ser mucho más importante y crucial que hasta ahora para los negocios. Quienes lo ignoren, tendrán un futuro más incierto.

17. MAYOR AVERSIÓN AL RIESGO. Si antes el entorno era VUCA (Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo), ahora lo es mucho más. Hemos visto que la realidad puede cambiar muy rápido y por sorpresa, con lo que las decisiones económicas a futuro pueden volverse más conservadoras.

18. MERCADO INMOBILIARIO. Se ha puesto de manifiesto la importancia de tener una casa cómoda, con ventanas / balcones al exterior, jardín, ventilación, la importancia de los vecinos…. Seguramente este tipo de propiedades ganarán valor en detrimento de las viviendas interiores, oscuras… en las que resulta incómodo pasar largo tiempo confinado. Por otra parte, los pisos turísticos han visto caer sus ingresos a cero durante el confinamiento... ¿Pasarán a formar parte  de la oferta de viviendas reduciendo así el elevado precio de alquiler que sufren las grandes ciudades? Seguramente dependerán de las perspectivas del sector turístico. Y por último.... ¿el teletrabajo reactivará las zonas rurales como lugar de residencia permanente?

19. LA INNOVACIÓN ES CLAVE. Se requiere aumentar la productividad para recuperar las pérdidas. Hablamos de innovación disruptiva para adaptarse al nuevo escenario, no de pequeñas mejoras. De nuevo, el “aire fresco” que aportan las start-ups puede encontrar su oportunidad.

20. ROBÓTICA E INTELIGENCIA ARTIFICIAL para reducir la presencia humana y los desplazamientos en toda actividad que sea posible. ¿Crees que robots podrían haber sustituido a las cajeras del supermercado o al personal de atención y derivación de pacientes en los servicios de urgencias de los hospitales?

21. INFRAESTRUCTURA DE COMUNICACIONES: INTERNET. Ha demostrado ser crucial y que en determinados momentos del confinamiento, ha sido insuficiente: se ha saturado la red en algunos momentos debido a su uso masivo a todas horas desde los hogares: video conferencias, juegos en online, consumo de contenidos en streaming….

22. CIBERSEGURIDAD CONTRA LA CIBERDELINCUENCIA. Con la digitalización de toda la actividad que ha sido posible y por la vulnerabilidad del teletrabajo, hemos visto crecer la ciberdelincuencia. Los sistemas “caseros” son más vulnerables que los de una empresa. Si la ciberseguridad ya era importante desde hace años, ahora lo va a ser mucho más.

23. AUGE DE LA REALIDAD VIRTUAL como canal de relación social y de entretenimiento. La realidad virtual ha sido utilizada por muchos jóvenes y adolescentes que disponían de lo necesario (gafas, sensores…) para relacionarse con otras personas de forma “muy real”. No solo permite la relación sin contacto y sin desplazamiento, además es divertido y permite aparentar lo que no se es. Y no lo olvidemos, los jóvenes son los consumidores del futuro.

24. IMPORTANTES PÉRDIDAS. El sector turístico es un ejemplo claro del “consumo perdido” del que hablábamos anteriormente. Los ingresos que no se produzcan durante los meses de parón en los viajes y desplazamientos no realizados, no se van a recuperar. No se pueden recuperar las pernoctaciones u otros servicios que no se han producido. La pérdida económica es cierta y será muy importante.

25. LENTA RECUPERACIÓN Y FUTURO MUY INCIERTO. Las restricciones en trayectos, países cerrados y aeropuertos con nuevos requisitos para acreditar la salud son algunas de las situaciones que muy probablemente vayamos a ver. Se van a reducir los desplazamientos al mínimo imprescindible: las personas procurarán no viajar a zonas de riesgo (ya sea por responsabilidad personal o por prohibiciones varias). Al igual que los atentados del 11S cambiaron la forma de viajar en avión, el COVID-19 también lo hará.

26. CAMBIOS EN LAS CONDICIONES: COMPRA ANTICIPADA Y CANCELACIÓN. Es muy probable que, a partir de ahora, las personas contraten con mayor frecuencia los seguros de cancelación y que las empresas turísticas amplíen sus condiciones para considerar las pandemias / emergencias que supongan una limitación del movimiento. De no hacerlo, muchas personas no estarán dispuestas a asumir el riesgo de comprar sus viajes con demasiada anticipación.

27. EL DISTANCIAMIENTO SOCIAL NO VA A DESAPARECER DE INMEDIATO. Ya sea por miedo a rebrotes o porque hemos aprendido que es mejor limitar el contacto con otras personas. Lo más probable es que cambiemos nuestros hábitos y mantengamos el distanciamiento social. Esto no afecta tanto al círculo cercano de familiares y amigos, pero sí en lo que a los desconocidos y concentraciones de gente en lugares concretos se refiere. Se van a ver especialmente afectados en este sentido los eventos y espectáculos de todo tipo: profesionales, culturales, musicales, deportivos... siempre que concentren a más de 50 personas en un único lugar.

28. NUEVOS HÁBITOS DE HIGIENE. Lo mismo sucederá con hábitos como lavarnos las manos o limpiar en profundidad nuestra casa y nuestras cosas. Hemos descubierto que es fácil y efectivo. En este sentido, auguro un buen futuro a las empresas que produzcan artículos de higiene personal, jabón y productos desinfectantes.

29. REVISIÓN DE VALORES Y PRIORIDADES. El confinamiento nos ha hecho valorar lo que de verdad es importante. Esta circunstancia modificará nuestra escala de valores afectando a nuestras decisiones, ya sean personales, de compra…

30. SOLIDARIDAD en contraposición al INDIVIDUALISMO. Esta crisis nos ha obligado a confiar en la solidaridad para salir adelante: quedarse en casa para evitar la enfermedad y el colapso, ayudar a los mayores y a los más vulnerables,… Hemos pasado de una visión centrada en el “individuo” a otra centrada en la “comunidad”.

31. CASAS MÁS CÓMODAS. Estos días muchos se habrán dado cuenta de aquello que les falta en su casa para sentirse mejor, y probablemente hagan mejoras que se hayan revelado necesarias: comprando mobiliario y ampliando servicios que mejoren el confort.

32. GUERRA A LAS FAKE NEWS. Los bulos o información falsa han proliferado estos días como herramienta de manipulación e influencia social. Su influencia es muy negativa pues desinforman y generan miedo, sufrimiento… inecesarios. WhatsApp ya ha anunciado políticas para combatirlas, existen plataformas para desmontar bulos…. Seguramente se avanzará en esta dirección en el futuro inmediato.

33. VIDA SANA vs HEDONISMO? Aquellos hábitos, alimentos, y otros productos que favorezcan el fortalecimiento del sistema inmunitario van a ser especialmente valorados por los consumidores y se convertirán en argumento publicitario y origen de nuevos productos.

34. MIEDO / PREOCUPACIÓN EXCESIVA. Por bastante tiempo las personas van a tener “miedo” de contagiarse. De COVID-19 o de otras enfermedades. Existe el peligro de “marginar” a determinados grupos, actividades, alimentos…. que nos parezcan “de riesgo”. Tal vez sean actitudes minoritarias, pero se corre el riesgo que algún partido político o grupo de influencia las potencie para utilizarlas a favor de sus intereses.

35. RIESGO DE “VIGILANCIA MASIVA”. Control de la población a través de sus teléfonos móviles o de chips subcutáneos. En algunos países ya están funcionando estos sistemas con la promesa de aumentar la seguridad de todos…. ¿La aceptaremos en las sociedades occidentales?

36. AUGE DE LOS PSICÓLOGOS / SERVICIOS DE AUTOAYUDA. Es probable que muchas personas recurran a servicios psicológicos y de autoayuda para superar las secuelas psicológicas causadas por las pérdidas sufridas. Cuanto mayor sea el periodo de confinamiento, más acusados serán estos problemas.

 

ESPECIAL EDUCACIÓN. El confinamiento ha afectado especialmente al sistema educativo. Los centros educativos fueron de los primeros en cerrar por orden gubernamental y posiblemente sean los que más tarde recuperen la “normalidad”

37. ELEARNING. Se ha demostrado una alternativa necesaria y probablemente el sistema educativo se preparare para la próxima vez que los alumnos deban quedar confinados en sus casas. Ya era una tendencia que con toda seguridad se va a potencia. Los cursos y programas online van a experimentar un crecimiento.

38. MÁS VOCACIONES DE LOS NUEVOS HÉROES: Muchos niños de hoy querrán ser médicos y personal sanitario sobre todo, pero también científicos, investigadores, cuerpos de seguridad y ejército. Todas estas profesiones van a ver como aumenta el número de vocaciones. Oportunidad para centros de formación privada (la pública será insuficiente), academias de oposiciones, etc.

39. LA UE EN CUESTIÓN. La Comunidad Europea no ha estado a la altura y no ha podido posicionarse de forma unánime ante la pandemia. Sigue sin adoptar soluciones globales. Esta circunstancia, unida al reciente BREXIT cuestionan su futuro ¿Será capaz de recuperarse con un cambio de actitud o se debilitará?

40. LIDERAZGO DE OCCIDENTE EN CUESTIÓN. Si hasta ahora lo ostentaba Estados Unidos, la situación puede cambiar por la actitud que ha adoptado su presidente durante la pandemia: no ha ejercido de líder mundial, sino de líder nacional.

41. POTENCIAL AUGE DE LOS NACIONALISMOS. El nacionalismo, tanto de países como regiones, puede verse favorecido por una tendencia a culpar a los de fuera y querer protegerse. Los partidos políticos podrían potenciar esta tendencia por estrategias oportunistas.

42. CHINA. Ha tenido mucho protagonismo en esta crisis, para bien y para mal. Por un lado, el problema se originó en Wuhan. Por otro, han querido dar una imagen de altruismo y cooperación enviando equipos y profesionales a Italia en sus momentos más críticos. ¿Cómo afectará el COVID-19 a su relación con el resto de países del mundo a partir de ahora? Se arriesga a una pérdida de confianza y dejar de ser “la fábrica del mundo”. Sin emabargo, la potencia asiática aspira a asumir el liderazgo mundial que Estados Unidos abandona.

43. ALGUNOS GOBIERNOS CAERÁN POR SU MALA GESTIÓN DE LA CRISIS. No es aventurado pensar que, cuando llegue el momento de rendir cuentas, muchos gobiernos que no han actuado con la diligencia y eficiencia que cabían esperar, sean penalizados por ello. El coste económico y en vidas humanas de los errores cometidos ha sido muy alto.

44. PÉRDIDA DE CREDIBILIDAD DE LA OMS COMO AUTORIDAD SANITARIA. La Organización Mundial de la Salud es otro organismo que ve cuestionada su actuación durante la pandemia. El presidente de Estados Unidos la acusa de “haber gestionado mal las primeras y cruciales etapas de la crisis, cuando aún se estaba a tiempo de evitar el desastre global” y amenaza con retirarle los fondos (extremo que no ha confirmado). La OMS va a tener que ponerse las pilas, porque esta pandemia, solo ha sido la primera.

¿Te ha parecido interesante esta información?

Si quieres recibir otros artículos similares con consejos prácticos para reinventar tu negocio, sólo tienes que dejar tus datos. No mandamos más de un email al trimestre.

Información RGPD - Al hacer clic en ENVIAR te suscribes a nuestro boletín electrónico trimestral aceptando nuestra Política de Privacidad. Sólo te enviaremos la información solicitada, no cederemos tus datos a terceros y podrás darte de baja fácilmente cuando lo desees.

6 thoughts on “¿Cómo será el mundo después del Coronavirus? 6 evidencias y 44 certezas.

  1. Hola, muy interesante el artículo, gracias. Siendo del sector agroalimentario no encuentro ninguna referencia al sector agrário y alimentario. Siendo actividades esenciales cómo ya se ha demostrado y esperando que no sea más un deseo, espero que la sociedad entienda de una vez que se deben consumir productos de proximidad por el bien de todos, dar el valor que tiene el sector agrícola y ganadero y que se les considere administrativamente cómo un valor de futuro y no cómo especie en estinción. Espero que la austeridad suba en al escala de valores de todos y disminuya el consumismo.
    Saludos

    1. Hola Romi. Totalmente de acuerdo contigo. En mi defensa diré que cuando hablaba de productos esenciales, por supuesto estaba pensando también en el sector agroalimentario. Como bien esencial, espero que se potencie la producción (y el consumo) local garantizándose además su capacidad de producción y distribución, especialmente en situaciones de emergencia.

  2. Buenas tardes:
    Dos cosas con respecto al interesantísimo post:
    1.- El ser humano es una plaga en la tierra, a la vista está la pronta recuperación de ésta. Creo que se tiene que cambiar de plaga a organismo simbiontico la funcion del ser humano con el planeta (cosa muy difícil con los gobiernos).
    2.-Globalización, riqueza y política. (Modo metafórico). En la salud de un ser humano, el nivel de flujo sanguíneo es de 13-7mm. Hg. Pues en la economía, tendríamos que estar en estos valores. Actualmente tenemos máximas de 22 y mínimas de 5, en un ser humano es la muerte, pues creo que lo mismo está pasando en el mundo “civilizado”, acaparación de riquezas individualmente y poder hacia el colectivo o la masa.
    Gracias

  3. Myriam , me ha encantado y ya me he suscrito a tu blog.
    Me gustaría poder decir que me gusta en algún sitio de tu blog para que así con el tiempo puedas acumular cantidades importantes “likes”, no lo estoy poniendo en mi blog , porque no se cómo hacerlo y si es fácil o difícil , en cualquier caso te felicito por el magnífico trabajo que has hecho.

    1. Muchas gracias José Ramón. Super contenta de verte por aquí y leer tu opinión. Pues tienes razón, no he incluido la posibilidad de que alguien pueda decir si le gusta o le disgusta. Lo añado en breve.

Leave a Reply

Your email address will not be published.